ALFREDO DE STEFANO: Fotógrafo, Artista Visual, Especialista en Desiertos

By Marcela de Stefano

MDS:  Para los que no te conocen, cuéntanos, ¿quién es Alfredo De Stefano?

Alfredo de Stefano es un mexicano de Monclova, Coahuila. Soy un fotógrafo, artista visual, especialista en desiertos, que su obra gira alrededor de los desiertos de México y del mundo. Yo me considero más artista visual que un fotógrafo, porque utilizo elementos de otras disciplinas para crear mis fotografías. No soy el típico fotógrafo que siempre trae cargando su cámara tomando fotos, yo planeo mis imágenes y es lo que fotografío.

MDS: ¿Por qué fotógrafo y no maestro o arquitecto, por qué no escogiste alguna otra profesión?

Yo estudié mi carrera en comunicación y a mí me gustaba mucho el cine. Como no pude estudiar cine y en mi época de juventud las oportunidades para hacer cine eran muy pocas en México, entonces me metí a esa carrera y luego a la televisión. Estando en la universidad, descubrí la fotografía, que era una de las materias que podía tomar, y la verdad me gustó mucho. Después de que me gradué, empecé a practicar más y en el mundo de la fotografía, digamos que yo soy autodidacta. No fui a una escuela para aprender fotografía o escuela especializada en fotografía, me hice fotógrafo autodidacta y luego artista.

MDS: ¿Qué es lo que le apasiona más a Alfredo en la fotografía o en su vida diaria?

A mí lo que más me apasiona es viajar por el mundo, especialmente a los lugares más exóticos [como] a los desiertos, que es mi pasión. La manera en que me puedo comunicar a través de la cámara y de la luz. Digamos que en términos generales, el viajar por el mundo es mi pasión.

MDS: ¿Qué es para ti el éxito?

Para mí el éxito es lograr lo que te propones en la vida, no tiene que ver con riquezas, ni poder, puede ser que tu objetivo sea muy modesto y sencillo, como por ejemplo trabajar en una fábrica o tener un pequeño negocio. Para mí eso es el éxito, que lo que hagas o en lo que trabajes te haga feliz, sin importar lo que sea, para mí eso es sinónimo de éxito.

MDS: Ahora que estamos hablando del éxito, ¿tú crees que ya lo alcanzaste?

Si, y te digo por qué. No es que tenga la concepción o el objetivo que muchos tienen, al menos en algunas partes del mundo como Estados Unidos de que el éxito lo ven con mucha riqueza o mucho dinero, no. Más bien, porque puedo vivir y puedo expresarme con lo que sé hacer, además que me han dado reconocimientos por lo que hago y eso me hace feliz.

MDS: ¿Por qué desiertos y no bodas o flores?

Primero, porque de donde yo vengo es una zona desértica, ahí nací y viví gran parte de mi infancia y adolescencia, además de que sigo viviendo en el Norte de México que es una zona del desierto Chihuahuense. Entonces yo decidí usar el desierto como un medio de expresión, o como un escenario en el que suceden cosas en mis fotografías, porque es un ecosistema muy estigmatizado, el desierto para la mayoría de las personas es un lugar donde no existe vida y no hay nada que hacer y si hay algo más universal en términos del universo, precisamente es el desierto. Entonces yo decidí usarlo para trabajar, para mí el desierto tiene muchas enseñanzas, yo hago muchas metáforas sobre la vida y la muerte a través de mis fotografías en el desierto.

MDS: ¿Cuál es tu proceso para tomar una fotografía?

Normalmente tengo una idea preconcebida porque hago una investigación del lugar a donde voy desde diferentes ángulos, desde la parte geológica, antropológica, arqueológica, y veo que es lo que ha sucedido alrededor del entorno en el que yo quiero trabajar para entonces yo crear una historia a partir de eso. Normalmente en los viajes fuera de mi país, lo que voy a utilizar para intervenir la escena, lo adquiero ahí mismo. Es muy difícil ir cargando por miles de kilómetros, [artículos como] metal, madera, hielo, etc. Muchas veces ya estando ahí, leo el desierto y muchas veces aparecen historias que no tenía pensadas ya que es un lugar que no conozco y que estoy haciéndolo por primera vez. En algunos casos, comienzo a interpretar desde el lugar, [pero] principalmente ya voy conceptualizado desde antes del viaje.

MDS: ¿Se te han presentado obstáculos o alguna complicación?

La verdad que no, cuando uno anda en el desierto y en lugares tan extremos, si te suceden algunos contratiempos como una pinchadura de llanta, no hay agua o electricidad, pero esos son gajes del oficio. La verdad que no hay nada que lamentar, ni nada serio, nada que me haga decir ya no vuelvo. Siempre hago un plan y una logística para que todo salga bien en la medida de lo posible, inclusive hay desiertos a los que he regresado hasta 3 veces y hay algunos a los que no he vuelto, pero me gustaría regresar.

MDS: ¿Qué inspira a Alfredo?

Me inspiro en el mismo espacio en el que voy a trabajar, la adrenalina de ir a un lugar que a lo mejor ya lo conozco y lo veré de ángulos distintos o un lugar que jamás había visto, me inspira el crear algo nuevo. Es más, quisiera tener la oportunidad y los recursos para estar más tiempo en los lugares a donde voy o viajar más seguido, definitivamente eso es lo que me inspira, el crear algo nuevo.

MDS: ¿Se te ha quedado algún proyecto en el tintero, algo que quisiste hacer, pero no se pudo?

No, hasta el día de hoy, todos mis proyectos se han terminado. Tal vez algunos más tarde que otros o unos con menos éxito, pero si, todos se han realizado. Si no estoy fotografiando, estoy organizando algún concurso de fotografía, editando un libro, tal vez dando alguna conferencia o un taller, logrando algún programa de becas para que jóvenes puedan ir a estudiar a otros países o algún festival de fotografía, me gusta la parte de educación. 

MDS: ¿Ahorita que mencionas a los jóvenes, tú que les recomiendas a todos ellos que quieren o les gustaría hacer lo mismo que tú haces?

Yo le diría que persiga su sueño o su deseo hasta que lo alcance, este no va a llegar solo, uno tiene que perseguir lo que desea, hay que buscarlo, no importa cuál sea ese sueño. Yo lo que les recomiendo es que sean auto-reflexivos, que se auto-juzguen, que sean sinceros con ellos mismos porque a veces persigues un sueño, pero no estás creado para eso. Te puede gustar algo, pero eso no significa que tienes el talento, tal vez te gusta la fotografía, pero no eres bueno tomando fotos. Tal vez tu pudieras ser un gran coleccionista, o un curador de arte, pero no necesariamente un fotógrafo. Es importante que todos los jóvenes lo tengan en cuenta: no necesariamente lo que te gusta mucho es tu talento.

MDS: ¿Tú crees que hace falta algo para generar esos talentos?

Educación, hay que leer mucho, ver todo tipo de cine, entrar a museos, escuchar mucha música de todos los géneros, alimentarse de muchas disciplinas para poder llegar a ser un creador.

MDS: ¿Piensas que, en Estados Unidos, los Latinos tenemos las mismas oportunidades?

Yo creo que cualquier inmigrante, no solo los Latinos en Estados Unidos, sino cualquier inmigrante en cualquier país tiene una desventaja: NO es su país, ni su cultura. Entonces, el Latino que está aquí en Estados Unidos, sin importar la razón y que llega aquí con circunstancias difíciles, porque solo hay un pequeño porcentaje que llega en situación favorable y ese no batalla tanto, tal vez sin papeles o en proceso de residencia, está en un proceso de integración, que no debería ser un obstáculo porque hay muchas historias de éxito en situaciones de Latinos inmigrantes que construyeron, generaron y aportaron en este país. Para mí, la clave es la integración, si uno emigra a otro país debería integrarse, no me parece correcto ir a otro país para hacer una isla de tu país de origen y estar viviendo como tu país de origen pero en otro país, pues entonces deberías de quedarte en tu país. Si un mexicano por ejemplo, quiere venirse a Estados Unidos, pero quiere vivir en un barrio donde solo se habla español, comprar en las tiendas donde solo venden productos mexicanos, ir a restaurantes donde solo se vende comida mexicana y quiere escuchar solo música mexicana y no se integra a la sociedad del país en donde está, pues mejor regresarse o quedarse en su país, que sería el mejor lugar para su cultura, al menos yo como persona que viaja, ya sea por trabajo o de turista, al país que llego, me gusta integrarme a su cultura, su comida, música, literatura, su forma de vida, a eso voy, pero bueno, ese creo yo que es el principal obstáculo de muchos inmigrantes y hablando de los Latinos específicamente, es la integración a la par de la educación, es algo que va de la mano. Normalmente el que se integra a un proceso de educación logra la integración.

MDS: ¿En algún momento de tu carrera te has topado con alguien que te haya dicho, “No Alfredo, guarda tu cámara, esto no es lo tuyo”, y si así fuera que le dirías?

Nunca ha sucedido así, mi papá no estaba muy de acuerdo que yo estudiara comunicaciones, era una carrera muy nueva en esa época y su sueño era tener un abogado, un ingeniero o tal vez un contador como él, pero no un comunicólogo. Pero él respetó mi decisión y no tengo nada que decirle porque él ya vio mi éxito, mi pasión en lo que hago y está orgulloso de mí y de lo que he logrado. Lo peor que puede haber es un padre que corte las alas a su hijo, es una historia muy común en muchas familias, a veces los papás tendemos a querer manipular o influenciar a nuestros hijos a que hagan lo que nos gustaría a nosotros y eso es un grave error, tal vez tu hijo quiere ser chef porque esa es su pasión, déjalo ser, por supuesto siempre y cuando sea algo honesto.

MDS: Tú que has viajado por muchas partes del mundo, ¿qué país crees que tiene más arraigada la cultura del arte, la educación por el arte?

Yo creo que Francia tiene más educación para el arte, tienen un país muy culto, leen mucho, visitan museos, normalmente saben comer muy bien, es muy rico en términos culturales, no es un país consumista, que su gente solo piensa en comprar, sino piensa más en un buen vino, en el nuevo libro, etc. En un promedio general, [los franceses] son más cultos. Cada país es rico en cultura, algunos tienen más diversidad que otros, por ejemplo México, tiene mucha riqueza en cultura, pero hay gente que ser gradúa de la universidad y nunca ha leído un libro o visitado un museo, tienen educación, pero no educación cultural. Un país que no lee es un país inculto.

MDS: ¿Tú piensas que la gente no lee o va a conciertos de música clásica por ejemplo porque piensan que es costoso, se puede llegar a ser culto sin que te cueste?

Por supuesto, hay muchos museos y eventos gratuitos que se ofrecen a la población, pero desafortunadamente no son aprovechados, si hay eventos que cuestan, pero valen la pena. Normalmente aquí en Estados Unidos en las escuelas los llevan a los museos y hay libros que te donan o en las librerías. Definitivamente, si las personas quisieran asistir lo pueden hacer gratuitamente o a costos muy bajos, lo que se necesita es querer, a veces terminan comprando objetos superfluos como un celular nuevo, un video juego y dejan a un lado esas oportunidades.

MDS: ¿Tú piensas que la era de la tecnología afecte a que las personas asistan a estos lugares?

Esto es algo inevitable, lo que pasa es que uno tiene que utilizar la tecnología a su favor por un beneficio, hablando ahorita de la cultura, por ejemplo, hay muchos museos en otros países que tal vez por tu condición no podrías viajar y conocerlos, pero por medio de la tecnología tienes acceso a ellos; tienes acceso virtual por medio de aplicaciones, a bibliotecas como la de Harvard, tal vez que antes no se podía, todo tiene su pro y su contra. El abuso de la tecnología para el ocio si es malo, pero bien encausada es algo grandioso.

La educación cultural comienza en la familia, si los padres nunca leen un libro, no visitan museos, no juegan algún deporte, pues es muy difícil que los hijos lo hagan, el equilibrio esta entre la familia y la escuela, hay que educar, fomentar y promover.

MDS: ¿Tuviste una exposición en UT en el 2003 y hace poco exhibiste en una feria de Arte aquí en Austin, cuéntanos como te fue?

Muy bien, por diversas razones he estado aquí en Austin y en diferentes ciudades de Texas y ha sido una buena oportunidad para que mi trabajo se conozca en esta región, hay una galería que me representa en Houston, otra en San Antonio y en algunas partes de Estados Unidos. La forma de comunicarse de un artista, o un fotógrafo es en las exposiciones o a través de los libros, cada vez que hay una exposición, es muy gratificante que tu obra se muestre y se aprecie por distintos públicos.

MDS: ¿Alfredo, que puede hacer LACE por ti?

Solo mostrar mi trabajo a la comunidad, pero más de lo que ustedes pueden hacer por mí, sería qué puedo yo hacer por ustedes, los que estamos en cierta posición de experiencias o de éxitos, lo que debemos hacer es precisamente apoyar a organizaciones como ustedes aportandole a los que aún no han podido acceder a eso.

MDS: ¿Hay algún sitio o página en donde se puede ver más de lo que tú haces?

Si claro, me pueden visitar en www.misdesiertos.com y en www.adestefano.com, también en Google escribiendo mi nombre: Alfredo De Stefano.